viveyoga2

¿Que es el Yoga?

Yoga significa unión en sánscrito. Unión de Mente y cuerpo,  unión del alma individual con la divinidad,   unión que  mejora la calidad de vida y conduce a una paz interior. La práctica regular del Yoga produce en nosotros un bienestar físico y mental  que se traduce en mayor goce y satisfacción de nuestro estado presente. Su práctica emplea tanto un número grande de posturas físicas como técnicas de respiración y meditación. Uno de los aspectos más relevantes del yoga es que uno incrementa su nivel de conciencia, a través del control de su cuerpo, mente y espíritu debido a que un importante componente del Yoga es focalizarse a uno mismo en el presente.

El yoga es apropiado para todos, no importa la edad o el estado físico. Es independiente de las creencias de cada cual, ya que no es un dogma o una religión, si bien tiene elementos comunes con algunas tradiciones religiosas. Podría decirse entonces, que es un sistema psicológico, filosófico y científico. El yoga es una disciplina milenaria que busca el equilibrio y  el bienestar físico, mental y espiritual, ayudando a la relajación y meditación. Este cuenta con varias técnicas y estilos que se adaptan a todo tipo de personas en sus necesidades y capacidades. Pero si es que hay otro concepto que defina la esencia del yoga, es el equilibrio. El yoga trae equilibrio a nuestras vidas, que es el estado necesario para que el cuerpo físico este libre de enfermedades y funcione a su máxima capacidad.

Hay quien lo asume como una manera de trabajar el cuerpo y quien lo practica para trascender el mismo; quien lo sigue como una disciplina rigurosa y ascética y quien lo vive como una vía expansiva hacia el amor y alegría; hay quien llega a él para tratar dolores físicos y quien ha descubierto un maravilloso camino hacia la conciencia y el despertar espiritual. Podría decirse que el yoga es todo lo anterior y mucho más, que tiene tal variedad de escuelas e interpretaciones que cualquier espacio para hablar de él resulta limitado y que conlleva tan profundos beneficios, que sólo se puede conocer realmente a través de la experiencia personal.

Beneficios de la práctica del Yoga

Como sabemos,  la práctica del yoga ha sido estudiada y se ha corroborado la positiva incidencia que tiene sobre el sistema nervioso y su capacidad para generar un estado beneficioso en la curación de diversas dolencias. La realidad es que en todos los ámbitos, produce una mejora considerable no solo de la salud, sino que muchas veces, incluso hace cambiar la forma de vivir de las personas. Como resultados cuantificables y, sobre todo, asequibles a los practicantes encontramos:

La mejora significativa en la flexibilidad y  el fortalecimiento general del cuerpo, dado que los músculos fuertes nos protegen de dolencias como la artritis y o dolores de espalda, entre otros. Adicionalmente con la práctica del yoga, se fortalecen las articulaciones al llevarlas a una gama completa de movimiento.

También se fortalece la espina dorsal y la masa ósea con vértebras sueltas y saludables. Mejora de la Circulación,  la práctica regular del yoga hace que la sangre fluya transportando más oxígeno a las células, las cuales funcionan con mejores resultados. Las posturas de torsiones están pensadas para “escurrir” la sangre de los órganos internos y permitir que la sangre oxigenada fluya hacia ellos cuando se suelta la postura. Las posturas invertidas, como la inversión sobre las manos, la cabeza o los hombros o la vela por ejemplo, insta a la sangre de las caderas y las piernas a que fluya hacia el corazón, desde donde es lanzada a los pulmones para ser oxigenada y refrescada. Mejora del sistema linfático, cuando se contraen y se estiran los músculos, se mueven los órganos de alrededor, y al entrar y salir de las posturas de yoga, se aumenta el drenaje de la linfa (un fluido rico en células inmunológicas). Esto ayuda al sistema linfático a luchar contra las infecciones y destruir las células cancerosas. La práctica de yoga también,  produce un significativo aumento del nivel de serotonina y una disminución de los niveles de Cortisol (hormona del estrés). El Yoga estimula la relajación, enlentece la respiración y te centra en el presente armonizando el equilibrio entre el sistema nervioso simpático (el de la respuesta de huye o lucha), y el sistema nervioso parasimpático. El último es calmante y restaurador.

Finalmente la práctica regular de yoga disminuye el ritmo cardiaco y respiratorio, y  desciende también la presión arterial.